5 miedos que debes superar para dominar tus ventas

Aprender a dominar tanto las ventas como el marketing es fundamental para lograr el éxito continuo.

Los temores en las ventas son comunes, pero es necesario superarlos para tener éxito en los negocios, siempre tendrás que vender algo para sobrevivir.

Te decimos los cinco miedos más comunes en las ventas y cómo puedes evitarlos:

1. Miedo al rechazo.

En ventas, la mejor manera de superar el miedo al rechazo es comprender que es solo una parte del proceso. Las ventas son simplemente una oferta o una oportunidad. Solo es un desafío cuando se hace de manera ineficaz, como cuando alguien es grosero, agresivo o intrusivo. Pero esto no sucede cuando aborda las ventas desde una perspectiva de servicio.

Este es un miedo poderoso, pero no te preocupes, ser rechazado por un cliente potencial no ha matado a nadie todavía.

2. Miedo a escuchar objeciones.

La clave es comprender qué impide que un cliente potencial compre algo y no tomarte de manera personal el hecho de que pueda juzgar tu producto por su valor de venta, material, etc. Una vez que sepas por qué el cliente está dudando, puedes responder a esa objeción específica. Cuando practiques con antelación cómo abordar las objeciones, sabrás cómo responder a casi cualquier cosa que se te presente.

 Por ejemplo, un cliente puede decir: «Tus productos cuestan demasiado». Para superar esta objeción, justifica el costo dividiendo la inversión total en partes más pequeñas para que el cliente potencial pueda ver el valor y por qué el precio está justificado.

3. Miedo al cambio.

Cuando el mercado cambia, también cambian las ventas. El comprador de hoy está más educado y no quiere que le ‘vendan’. Pero el comprador sí quiere invertir en un asesor de confianza o en un gran servicio. La mejor forma de superar el miedo a cómo han cambiado las ventas, es pensar en un cambio profundo que haya tenido impacto en otra área de tu vida. Esto te ayudará a tener menos miedo de probar algo nuevo y a ganar la confianza que necesitas para cambiar las cosas.

4. Miedo a hablar por teléfono.

Algunas personas se sienten intimidadas por la idea de tener que levantar el teléfono y comunicarse con los prospectos. Este miedo proviene de la sensación de que estás molestando a alguien. Pero no te preocupes, para superar esto, evita las llamadas “en frío” e intenta primero programar una hora para llamar a tu cliente. Esto descongela el proceso de llamada y te permite prepararte para la llamada con anticipación. Hacerle al cliente las preguntas correctas antes de llamarle te prepara para ser conciso, apoyar las necesidades y realizar una venta por teléfono con facilidad.

5. Miedo a preguntar.

Este miedo te coloca en una posición en la que el cliente debe hacer el trabajo de tomar la decisión. Cuando esto sucede no hay oferta y sin una oferta de cierre, no hay venta. Si superaste todas las objeciones de un cliente presentándole una solución, habrás logrado tu objetivo y te ganaste por completo el derecho a solicitar o preguntar por la compra con confianza.

“Recuerda que todos tenemos nuestra propia esencia para vender, pero es tarea de cada uno de nosotros aprender a dominar todos estos miedos y garantizar los mayores cierres de ventas posibles”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *