Efecto COVID-19 la nueva manera de compra en los consumidores.

Los consumidores han adoptado nuevas preferencias de compras, haciendo que muchas marcas busquen nuevas estrategias, con las cuales no solo ofrecen los beneficios de sus productos, si no que buscan transmitir una experiencia a todos sus usuarios. A esto se le conoce como branded content.  

La competencia entre las empresas ya no es solo ofrecer los mejores productos con los mejores precios, sino lograr entender la mente de los clientes y darles lo que ellos necesitan incluso antes de que siquiera lo piensen.

Datos de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) refieren que, para este año y derivado de la pandemia, las preferencias de compra de los mexicanos siguen tres verticales: el 50% de los consumidores ha optado por elegir productos más sustentables; 47% dice apoyar el consumo local y el 31% elige marcas que conocen y en las que confían.

Estas tendencias son clave para que las marcas logren conectar con los consumidores y establezcan una buena estrategia para obtener una gran ventaja competitiva en el mercado. 

Deloitte, en su estudio 2021 Global Marketing Trends, señala que “los Millennials y la Generación Z, son los que probablemente más apoyan a las empresas que comparten sus valores y se alejan de aquellas que no se hacen responsables de éstos ”. Es decir, los consumidores más jóvenes son los más interesados en encontrar marcas afines, y si las empresas trabajan en ello podrán conseguir clientes sumamente fieles, especialmente los acostumbrados a realizar compras de manera digital.

Busca ser sutil, orgánico y efectivo. 

El branded content no busca explícitamente generar ventas; sin embargo, a largo plazo es una estrategia sumamente rentable. Este tipo de estrategia representa un reto para la creatividad de los mercadólogos, pues ellos deben buscar la forma de transmitir los valores de la marca y, al mismo tiempo, impactar en los sentimientos de la audiencia. 

Según el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), con la primera encuesta realizada en el 2020, comenta que el 40% de los mexicanos no están de acuerdo con la forma en la que la publicidad aparece de forma invasiva e insistente mientras están en sus navegadores, pues no les genera interés alguno. 

Con este porcentaje en mente, debemos buscar generar contenido que logre atraer al usuario a través de mensajes simples, con diseños en tendencia, de valor que le pueda generar algún sentimiento para lograr atraerlo y logre generar una acción en nuestra publicidad. También procurando generarlo de manera orgánica para que no seamos una marca invasiva al momento de que nuestro usuario se encuentre navegando a través de cualquier red social o web.

¿Qué se necesita?

El branded content parte del entendimiento del cliente y la representación de los valores de la empresa, por ello es imprescindible que las marcas entiendan bien quiénes son, cuáles son sus valores y cómo quieren que los consumidores las perciban. En otras palabras: la imagen que quieren proyectar. 

Sigue estos 3 lineamientos:

El primero es un enfoque estratégico; es decir, definir qué va a comunicar la marca, a quién lo hará y de qué forma. En este primer paso, tecnologías como la Inteligencia Artificial (IA) o el machine learning pueden ser de gran ayuda para definir objetivos trazables.

Lo segundo es la creatividad. El branded content es una estrategia que pone a prueba la creatividad de los mercadólogos. 

El último eje es el impacto, ya que este no es inmediato, estas estrategias suelen generar impactos muy positivos, pero a largo plazo.

“Sigamos actualizándonos y no nos quedemos atrás ante esta nueva realidad”

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *