¿El marketing de influencers morirá en los próximos años?

El marketing de influencers, el que se hace a través de figuras líderes de opinión en redes sociales, ha ganado gran popularidad desde que las primeras personas se comenzaron a hacer virales en Twitter, Facebook y YouTube en 2006, aproximadamente.

Los pioneros en este rubro ganaron miles de seguidores y las marcas los voltearon a ver como un buen elemento para promocionar sus productos o servicios. Lo mismo comenzó en las demás plataformas y cuentas con personalidad, carisma o simplemente habilidades sociales con gran influencia sobre la opinión o decisión de otros se volvieron exponencialmente populares.

De acuerdo con la plataforma líder en redes sociales, Socialbakers, la pandemia afectó el estado del marketing de influencers en la primera mitad del 2020. El número de marcas (en especial en Instagram) que trabajó con influencers en abril de 2020 cayó un 37% con respecto a abril del año anterior. En ese mismo análisis encontraron que el rumbo había cambiado. Es decir, ahora los influencers “de nicho” o microinfluencers (con una cantidad más pequeña de seguidores) cobraron relevancia al ofrecer un mayor impacto para las marcas con presupuestos más pequeños.

“Si bien la industria de los influencers como la conocemos hoy en día pierde relevancia, desde ahora hasta 2023 veremos que cambiará rápidamente a algo que puede ser mejor denominado como ‘genuinfluencer’, una nueva fuerza que se celebra con más creadores de contenido y personas interesadas en compartir enseñanzas, más que compartir sus colaboraciones con marcas, los regalos que reciben y ese culto por su propia imagen”. 

No es que la idea del influencer vaya a desaparecer o morir, sino que se transformará en una imagen más amigable y cercana al consumidor, no en aquella ‘celebridad’ con vida privilegiada. El concepto de un influencer genuino que aporte algo positivo y de sentido de comunidad, es la tendencia que ya se está apoderando de las redes y el mercado del marketing de influencers.

En resumen, esto no significa un fin en general, más bien un cambio en cómo la gente está recibiendo la información y de parte de quién prefiere que lo haga. Como pasa en todos los medios, ahora no se concentrará la atención en una sola figura, sino que habrá personas especializadas (idealmente) en un tema, que sea transparente con su contenido, coherente entre lo que dice y hace entre su vida en redes y fuera de ellas.

La idea del influencer super exitoso, con millones de seguidores es la que está cambiando. Hay más posibilidades en el abanico del marketing de influencers, desde micro influencer hasta genuinfluencer, pero, sin duda no van a morir. Ellos llegaron para quedarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *