Los pagos digitales en México

Los pagos digitales en México han tomado mucha fuerza recientemente. Impulsados por las tiendas en línea, así como por la adopción de novedosas tecnologías, es cada vez más recurrente descubrir tiendas y comercios en donde se favorecen los pagos online (dejando en un segundo plano al efectivo) realizando más sencillas nuestras propias operaciones.

Por cierto, de acuerdo al Estudio Métodos de Pago y Fraudes; Consumidores Online 2019 de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), las compras online ganan confianza en la población ya que los procedimientos para realizar estas operaciones cada vez son más sencillos, alcanzando el 64% como algo “muy simple o simple de realizar”. Esto refleja el ánimo de los clientes en un mercado de constante aumento.

Por esto y en el marco del auge que viven los pagos digitales en México, te mostramos el panorama de lo cual puede pasar en la siguiente década:

El smartphone es y será el rey

Al rededor de 2019 se registraron un total de 106.8 millones de smartphones, según The CIU. Esto convierte a México en un territorio con vocación digital y con un mercado amplio para el desarrollo de aplicaciones virtuales.

Sobre este último punto es fundamental señalar que, según el Estudio de Consumo de Medios y Dispositivos entre Internautas Mexicanos 2019, del IAB, 7 de cada 10 clientes concretaron transacciones en e-commerce en los últimos 6 meses, siendo los dispositivos móviles el medio favorito para hacer operaciones concretas.

En este sentido, las organizaciones van a tener un extenso camino por recorrer y afianzarse, paralelamente que tienen que dar posibilidades de pago eficientes y correctas por medio de dichos dispositivos en sus mercados.

El e-commerce crece, crece y crece

El e-commerce será algo cada vez más utilizado y estandarizado en México. Según con eMarketer, nuestro país es el líder en incremento en negocio electrónico en América Latina, e incluso, esta rapidez de desarrollo es más alta que la que poseen territorios de otras zonas como Canadá y Corea del Sur.

Si bien estas cifras reflejan el fomento del sector, además añaden desafíos a las organizaciones que quieren disponer de transacciones seguras y que la monetización sea redituable. Las compañías tienen que buscar socios para mejorar y agrandar su oferta de recepción de pagos digitales sin sacrificar la custodia.

El potencial de las tarjetas digitales

El mercado mexicano tiene desafíos relevantes para los pagos digitales, uno de ellos trata sobre la brecha entre el enorme conjunto de smartphones con internet contra el bajo porcentaje de penetración de las tarjetas de crédito. En este entorno, las carteras digitales muestran una gigantesca posibilidad debido a que permiten hacer transacciones sin necesidad de tener una cuenta bancaria.

En gigantes localidades como Nueva York, este procedimiento de pago se ha vuelto bastante exitosa; varios establecimientos colocan calcomanías o logos de las aplicaciones y carteras digitales con las cuales los usuarios tienen la posibilidad de abonar sin compartir información sensible.

Como tenemos la posibilidad de ver, el panorama para los años siguientes luce alentador para nuestro país. No obstante, va a ser muchísimo más sencillo y veloz aprovechar el ímpetu del negocio en línea, si se cuenta con los instrumentos correctos.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *