Mitos sobre lanzar un negocio en línea.

Hoy en día una persona puede encontrar casi cualquier producto o servicio con unos pocos clics. Además, cada vez es más habitual que la gente busque en Internet un producto o servicio antes de ir a una tienda física. Para los emprendedores y propietarios de pequeñas empresas que tienen presencia en Internet, este comportamiento creciente de los consumidores representa una gran oportunidad para llegar a más clientes y hacer crecer su negocio.

Una de las razones por las que muchos emprendedores aún no tienen una presencia online completa se debe a ciertos mitos, a la desinformación o a la falta de conocimiento sobre el tema.

Estos mitos son:

1. Utilizar únicamente redes sociales.

Aunque las redes sociales son una buena herramienta para crear contenido de valor, generar interacción con tus clientes, crear una comunidad en torno a tu marca e incluso ampliar tu alcance, es fundamental que tengas un sitio web, integrado con tus redes sociales, en el que puedas tener un control total de los mensajes e imágenes de tu negocio y tus productos o servicios. En tu propio sitio web, puedes personalizar la experiencia del cliente con los colores y diseño de tu marca, hacer galerías de fotos o vídeos, así como crear un correo electrónico personalizado que haga juego con el nombre de tu empresa, crear campañas de marketing por correo electrónico e incluso darle vida a tu propia tienda en línea. Con el proveedor de servicios adecuado como socio, podrás vincular tu sitio web y tienda en línea con tus redes sociales e incluso diseñar las imágenes y actualizar los productos que muestras en ellas, directamente desde tu página web. Disponer de un sitio web y de una tienda en línea propios para vender tus productos y servicios puede contribuir a aumentar la confianza de tus clientes en tu marca y a que se comprometan con tu negocio.

2. Si ya vendo en un marketplace, ya no necesito un sitio web o mi propia tienda en línea.

Para reforzar tu estrategia y la presencia en Internet de tu negocio, además de vender en marketplaces, es importante tener también tu propia tienda en línea. Tener el control total sobre toda la experiencia de compra puede ayudarte a crear un mayor reconocimiento de tu marca y afinidad con tu negocio. Al igual que en un marketplace, puedes ofrecer diferentes métodos de pago y entrega a domicilio, pero aquí puedes optar por ofrecer más opciones de pago, el método de envío que mejor funcione para tu negocio y tus productos, y elegir asociarte con empresas que creas que pueden ofrecer una mejor experiencia de servicio a tus clientes.

3. Necesito conocimientos técnicos para crear mi sitio web y mi tienda en línea.

Hace diez años es posible que sí necesitaras sólidos conocimientos técnicos, pero hoy en día, con las herramientas adecuadas de creación de sitios web, puede ser extremadamente sencillo, rápido e intuitivo crear una página web.

Algunos ejemplos son: Shopify y Woocommerce.

4. Es caro tener mi propia página web y tienda en línea.

En la actualidad existe una gran variedad de soluciones para todo tipo de necesidades empresariales para crear y gestionar una presencia en línea. La realidad es que tener un negocio digital tan sólo puede iniciarse con un smartphone, una tableta o una computadora, conexión a Internet y un pago mensual o anual por un nombre de dominio y un proveedor de alojamiento. A partir de aquí, a medida que tu negocio se desarrolle, podrías decidir invertir en marketing y publicidad, métodos de envío, integración de canales de redes sociales, citas en línea, soluciones de Optimización de Motores de Búsqueda (SEO), así como funciones adicionales para integrar a tu sitio web.

“Actualmente, para llegar a muchos clientes, desde tu cuadra hasta el mundo entero, lo mejor es ser visible en tantos lugares como sea posible y eso incluye estar en Internet”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *